Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

ENCUENTROS DE EDUCADORES MARISTAS  

Logo

¿Qué es y cuándo participar?

 

Los EDEM (Encuentros de Educadores Maristas) son encuentros anuales de fin de semana, ofrecidos a docentes, personal administrativo y de mantenimiento de las obras maristas en clave de convivencia y profundización humana y cristiana. Para el año 2014 la temática de los encuentros fue "Evangelizadores entre los Jóvenes". 

 

En Guatemala se impartió a principios del año el Taller de Inducción Docente con el tema "El Legado de Marcelino Champagnat", para los educadores de nuevo ingreso, en donde se les dio a conocer toda la espiritualidad marista, valores, misión y vida de Marcelino Champagnat.

 

 

ENCUENTROS DE EDUCADORES MARISTAS AÑO 2014

 

EL SALVADOR

MAYO    

                      

JUNIO

JULIO

GUATEMALA

ENERO

MARZO

  

ABRIL: RETIRO EN CLAVE DE SILENCIO

La temática de este encuentro fue diferente al resto, se realizó con la modalidad en Clave de Silencio, teniendo como objetivo que los participantes vivieran una experiencia de silencio contemplativo y de meditación personal en un ambiente espiritual marista.

MAYO

JUNIO

 

HONDURAS

Estas fotografías y otras más las puede ver en la página de Facebook: Encuentro de Educadores Maristas (América Central) 

 

Testimonios

 

Lo más interesante de los encuentros de educadores, es que se convierten en un espacio para la reflexión y el encuentro personal. Son un tiempo personal que permite desconectarse de la realidad y reflexionar sobre el proyecto de vida personal. Cada encuentro es una experiencia única. En mi último encuentro experimenté una sensación de paz y desahogo que me llevó a las lágrimas. Fue interesante porque me ayudó a crecer y descubrir que todos tenemos un lado sensible que a veces tapizamos con una coraza.

 

Les felicito por animar tan vivamente a la comunidad de educadores Maristas. Bendiciones y un abrazo fraterno para cada uno de los miembros del equipo que hace posible esa experiencia.


Que Marcelino y Nuestra Buena Madre les de fortaleza en esa noble tarea.

Roberto Betancourth

 

Es apenas mi segundo año dentro de la Escuela San Alfonso (El Salvador) y debo confesar que en mis 13 años de labor docente, no había sentido tanta plenitud y ni me imaginaba lo exitosa que me podía llegar a sentir al formar parte de tan inmensa familia. Este ha sido mi segundo encuentro y he vuelto a mis labores muy contenta. En el retiro conocí gente, vi nuevas caras, encontré antiguos compañeros, comí muy rico, pero sobretodo descubrí y compartí más sobre San Marcelino. ¡Admiro mucho la energía que los hermanos transmiten! La accesibilidad de todo el equipo, Lilian e Idalia... Lo ameno que ha sido el Hno. Daniel para dirigir el encuentro.

Gracias por tener esta apertura a nuestras opiniones. Se les admira mucho.


Dios y María sigan derramando bendiciones sobre todos y cada uno de nosotros.
 

Sofía Arteaga

El Salvador - Escuela San Alfonso

 

La vida de un docente es muy agitada, estar viajando, corriendo, revisando, calificando, etc. Los retiros son un stop y creo que ayuda mucho a reenfocar nuestro caminar, metas, etc. Me ayuda a centrarme en lo que en realidad debo. 

Guatemala – Marzo

 

El silencio me pareció fabuloso es algo que por muchas razones no se da. El tomar poco tiempo para la meditación y no charlas ayudó a tener un encuentro personal. 

Retiro en clave de silencio, Guatemala - Abril

 

Lo del silencio fue algo difícil pero creo que fue lo mejor que tuvimos porque nos permitió escuchar la voz de Dios.

Retiro en clave de silencio, Guatemala - Abril

 

Me ayudó a hacer un alto, escuchar, ver como estoy hacia donde voy. El silencio = súper, fue un tiempo para mí y Jesús.

Retiro en clave de silencio, Guatemala - Abril

 

Me ayudó a concientizar que somos parte fundamental en la enseñanza de nuestros alumnos y que somos también uno de los pilares grandes a la vida de los que nos rodean.

Guatemala - Mayo

 

 Me ayudó a estar consciente de mi responsabilidad como educadora Marista, que aunque no sea maestra puedo evangelizar desde donde esté, desde mi puesto de trabajo, de muchas maneras, con paciencia, sabiduría, entusiasmo y amor. A abrir mi corazón y mi mente para saber que quiere Dios de mí.

Guatemala - Mayo

 

Tener paz, reencontrarme con Dios Padre misericordioso que me fortalece. A estar atenta a los pequeños detalles de mis niños. Organizar el tiempo personal cuando se presentan casos especiales.

Guatemala - Junio

 

Conocer más sobre nuestra tarea educativa que es especial y que debemos mejorar mucho en los aspectos, no solo educativos sino nuestra relación con los jóvenes, renovar y hacer cambios. 

Guatemala - Junio

 

Me permitió recordar mi papel importante como evangelizador, y a recordar que ningún alumno con quien me encuentre debe ignorar que Jesús le ama.

Guatemala - Junio

 

Para renovar fuerzas, para animar mi tarea como educadora y para poder aceptar y querer a mis estudiantes con sus defectos y sus virtudes. Para recordar que Dios es un padre bueno, tierno y generoso y no un Dios vengativo que castiga. 

Guatemala - Junio