Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Movimiento Remar

Definición y objetivos del Movimiento

 DSC05135

1. Definición del Movimiento Remar

 

Remar es un Movimiento de Pastoral Juvenil Vocacional Marista que acompaña la vida de los jóvenes, presta atención a su realidad, valora la percepción particular que poseen de ella, y se compromete con sus inquietudes, intereses y expectativas, para "anunciar a Jesucristo y hacerlo amar" a través de su propio modelo pastoral, asumiendo una espiritualidad mariana, encarnada, comunitaria y evangelizadora que se concretiza en la inserción efectiva y comprometida de sus integrantes en la Iglesia y en la sociedad.

 

2. Objetivos generales del Movimiento Remar

 

* Proceso de maduración desde la realidad

 

1. Estar cercanos y presentes en la vida del joven e insertos en su realidad, comprendiéndolo y aceptándolo tal y como es, sin juzgarlo, conociendo el momento histórico y la situación real que le circunda y afecta, para entender cómo piensa y articula su realidad y cómo es interpelado por ella, identificando así sus intereses, inquietudes expectativas y necesidades.

 

2. Ofrecer al joven la oportunidad apropiarse y dar un nuevo significado a la realidad y a la vivencia de la fe, para lograr que fe y vida se integren de manera existencial.

 

3. Ayudar al joven a asumir los valores que le permitan construir su propia identidad y alcanzar sus sueños y aspiraciones, el proyecto de Dios para su vida, para que desde esta novedad se convierta en sujeto activo en la transformación de la realidad personal, social y eclesial y responda creativamente al momento histórico que vive.

 

4. Identificar las percepciones y necesidades que tienen los jóvenes de sí mismos, para acompañar de manera atractiva y significativa su experiencia de maduración humana y cristiana.

 

5. Asegurar que el joven asuma su responsabilidad como artífice principal de su propio proceso de crecimiento y sujeto activo en la vitalidad del movimiento.

 

6. Reconocer y potenciar el grupo como lugar educativo privilegiado de maduración humana y cristiana del joven.

 

7. Acompañar a los jóvenes en su proceso de identificación y equilibrio personal para posibilitar la aceptación de sus capacidades y limitaciones en su manera de relacionarse con los demás, especialmente con sus amigos, familiares y con su entorno.

 

8. Acompañar al joven en la formación de la conciencia crítica para que se sitúe objetivamente frente al manejo político y los medios de comunicación social.

 

9. Encarnarnos creativamente en el mundo juvenil, para orientar al joven a que encuentre respuestas significativas a sus necesidades.

 

10. Garantizar un acompañamiento personal a los jóvenes, para que clarifiquen y definan su proyecto de vida, y tomen opciones que configuren su ser y su quehacer en la Iglesia y en la sociedad.

 

DSC03839* Perspectiva vocacional

 

11. Integrar la Pastoral Vocacional en el proceso del Movimiento para acompañar el proceso de discernimiento del joven en sus diferentes situaciones vitales: en lo personal, social y eclesial.

 

12. Proponer al joven modelos coherentes con su vivencia de fe, como María, Champagnat, laicos comprometidos, mártires latinoamericanos, etc., para brindar elementos que le ayuden a esclarecer su vocación de servicio en la Iglesia y en el mundo.

 

13. Ayudar al joven en el desarrollo de sus talentos y capacidades, para que pueda dar respuestas adecuadas a sus anhelos más profundos y a sus necesidades más apremiantes.

 

14. Acompañar en la búsqueda, discernimiento y opción libre por actitudes, valores e ideales para que el joven oriente y viva su vida como vocación de servicio en la Iglesia y la sociedad.

 

* Experiencia espiritual

 

15. Proporcionar una vivencia de fe coherente con sus intereses y expectativas vitales, adecuada a sus anhelos y necesidades, para ayudar a los jóvenes a desarrollar su dimensión trascendente en conexión con su vida cotidiana y lograr así la unificación real entre fe y vida.

 

16. Provocar en los jóvenes una experiencia del amor gratuito de Dios en sus vidas y un encuentro personal con Jesús y su Evangelio para suscitar una espiritualidad cristiana del seguimiento que configure su identidad personal y comunitaria, centrada en la vivencia y el anuncio de los valores del Reino, del compromiso social y de la lucha por la justicia y enriquecida con la tradición eclesial, que dé sentido a su existencia, y le ayude a ir asumiendo su vocación, generando cambios en su vida y en su entorno.

 

17. Propiciar en los jóvenes el conocimiento de los elementos que configuran el carisma Marista en su dimensión apostólica, mariana y solidaria para ayudarles a asumirlos, vivenciarlos y a contribuir a su actualización a partir de su sensibilidad y expresiones particulares.

 

18. Propiciar en los jóvenes una experiencia vivencial de la fe para suscitar en ellos el sentido de comunidad y pertenencia eclesial y el compromiso evangelizador como fruto de su propia vivencia espiritual.

 

19. Acompañar al joven a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje, para que integrando su fe y su vida se convierte en protagonista de la construcción de la Civilización del Amor.

 

20. Proporcionar a los jóvenes experiencias significativas de celebración y oración que le ayuden a dar sentido a su vida desde el Evangelio.

 

* Apertura e inserción eclesial

 

21. Proporcionar las experiencias necesarias para educar al joven en el significado y el sentido de la vivencia y la celebración de los elementos de vida cristiana para favorecer la expresión viva de la fe por encima de las formas y los ritos convencionales desde nuevas dinámicas celebrativas, armonizado así la manifestación de los rasgos propios de su sensibilidad cultural con el legado espiritual de la tradición eclesial.

 

22. Propiciar experiencias de contacto con otras organizaciones, movimientos y grupos eclesiales para potenciar en los jóvenes y animadores del Movimiento la apertura y disponibilidad para involucrarse, dinamizar y compartir activamente la pastoral orgánica.

 

23. Proyectar al Movimiento a diferentes esferas eclesiales, de manera responsable y participativa, desplegando su compromiso evangelizador para impulsar proyectos de acción, formación y compromiso apostólico y solidario, dando testimonio efectivo de que el Reino de Dios se construye en comunidad.

 

DSC03688* Inserción y compromiso social

 

24. Analizar y discernir la realidad a la luz del Evangelio para descubrir las causas que condicionan a la pobreza y a la marginación, y desarrollado una conciencia crítica.

 

25. Forjar un estilo de vida de desprendimiento, austeridad, contacto y cercanía con los pobres y excluidos para dejarnos interpelar por los pobres como voz de Dios y desarrollar proyectos audaces y reales que propendan por la transformación de las condiciones de desigualdad e injusticia.

 

26. Promover experiencias de vida que pongan al joven en contacto con la justicia, la solidaridad y la evangelización para revitalizar y proyectar el compromiso apostólico del joven.

 

* Fortalecimiento de relaciones

 

27. Incidir de manera efectiva en la transformación de los ámbitos en los que se inserta el Movimiento, particularmente en el entorno escolar, para lograr que el Movimiento sea valorado y asumido decididamente como proceso válido para la formación y la evangelización de los jóvenes.

 

28. Propiciar un ambiente de confianza en el que los jóvenes manifiesten con libertad y respeto lo que viven en sus familias, para atender convenientemente sus problemáticas familiares y poder acompañarlos en la solución de sus conflictos.

 

29. Fortalecer los lazos de relación, comunicación y amistad con las familias, para posicionar al Movimiento como instancia válida a los ojos de ésta garantizando su vinculación, confianza y apoyo en nuestra misión evangelizadora y de formación de sus hijos.

 

30. Posicionar al Movimiento como instancia válida a los ojos de la familia, para que los padres se sientan vinculados al mismo, confíen en nuestra misión y lo valoren como parte importante de la formación de sus hijos.

 

Travesías del Movimiento Remar

 

La primera etapa del Movimiento Remar se compone de tres Travesías: