Inicia el IV Encuentro Provincial de Jóvenes Maristas

 

Con sonrisas, bromas, juegos y coreando los nombres de los diferentes países asistentes, los jóvenes de América Central y el Caribe dieron inicio al IV Encuentro Provincial, el día viernes 26 de julio. Éstos son acompañados por jóvenes provenientes de Canadá, España y Portugal, quienes también fueron recibidos con aplausos y el vitoreo de los nombres de sus respectivos países.

 

Después de tan caluroso recibimiento, era momento de la designada animación, en la cual jóvenes y Hermanos pudieron disfrutar de un grato momento, lleno de bailes y dinámicas creativas por parte de los encargados.

 

A continuación de ello, el H. Daniel Martín ofreció la bienvenida a todos los asistentes de cada uno de los países presentes y los invitó a abrir sus corazones a esta experiencia. Les anunció el lema para este Encuentro: MARISTAS – Marcando la diferencia.

 

También explicó que esta actividad era para descubrirnos más Maristas, no sólo como un sentimiento, sino como la capacidad de marcar una diferencia en nuestras sociedades a partir de hacer algo significativo para los demás.

 

A las palabras del H. Daniel, siguió la bienvenida por parte del H. Hipólito Pérez, provincial de América Central y el Caribe, quien expresó que "nos reúne un nombre y una historia: ¡Somos Maristas!".

 

Además, les dijo a los jóvenes que están invitados a "marcar la diferencia en un mundo que desea programarnos todo, lo que debemos elegir, vestir, escuchar, comprar".

 

Marcar la diferencia como maristas, para el H. Hipólito, es "optar por lo que llene tu corazón y dé sentido a tu vida; vivir con convicciones profundas que te apasionen a luchar por algo; ser despertador de una nueva conciencia; empeñarte, desde los pequeños gestos y palabras, en la construcción de un mundo cada día mejo, más justo, humano y solidario; acoger en tu vida, el proyecto de la Buena Nueva de Jesús y su Reino; ser protagonista de esta nueva humanidad".

 

También los jóvenes tuvieron la oportunidad de recibir un saludo de los Hermanos Maristas Ad Gentes que se encuentran en Asia: César Henríquez, Gilbert Barillas y Miguel Vielva.

 

Ellos expresaron, a través de una carta, que "hay muchos niños, niñas y adolescentes en Asía que carecen de lo más básico para vivir. Queremos ver el mundo a través de sus ojos y queremos ser signos de amor de Dios para ellos y con ellos". Y les desearon a los jóvenes que ellos también "puedan experimentar la alegría de compartir su vida desde la sencillez y la solidaridad".

 

El día finalizó con la dinámica de integración, en la que los jóvenes pudieron interactuar con los representantes de los diferentes países presentes en el Encuentro.