Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Construir hogares de luz: Encuentro de Animadores de Comunidad

 

Como Maristas de Champagnat implicándonos con pasión

en la creación de un estilo de vida de familia abierto a todos

(XXII Cap. Gen.)

 

Como todos los años, en los inicios del mismo, los Animadores de Comunidad se encuentran para revitalizar su misión de animar la comunidad, compartir experiencias de vida y, en este año, de modo especial, para profundizar en las llamadas de nuestro XV Capítulo Provincial.


En este encuentro, del 22 al 24 de febrero, la dinámica seguida fue la de encontrarnos con cada una de las llamadas de Nuestro Capítulo Provincial y profundizar, con diversas dinámicas, en su contenido y sobre todo en los retos que nos sugiere hacer vida en y desde nuestras comunidades.


Iniciamos con unas ideas que iluminaron nuestro ser animadores de la comunidad en estos tiempos. Seguidamente nos dimos un tiempo para poner en común lo más retante y original de nuestros Proyectos Comunitarios así como los aspectos que sentimos nos ofrecen mayor vitalidad. Dinámica de mucha riqueza pues tuvimos mucho tiempo y espacio para compartir desde lo que estamos viviendo ya en nuestras comunidades, enriqueciéndonos mutuamente.


Seguidamente fuimos profundizando en cada una de las llamadas: Nueva espiritualidad, la Pastoral vocacional, el laicado, presencia entre los niños y jóvenes pobres, la comunidad. Cada uno de los temas con diferentes dinámicas que nos permitían tomar conciencia de dónde estamos y qué más estamos llamados a desarrollar.


El ambiente que reinó todo el tiempo fue de fraternidad, de sencillez, de alegría y profundidad. Los momentos de descanso, de recreación en las noches le fueron dando ese toque especial tan Marista, donde cada uno se siente en casa, en familia...
El Bingo de la noche del sábado le dio el toque especial al encuentro. Invitación, sin duda a abrir espacios en nuestras comunidades para tener esos espacios informales y lúdicos con mayor frecuencia.


Las oraciones y celebraciones también nos mantuvieron en esa presencia del Dios que nos convoca y camina con nosotros en todo momento. Tiempos de contemplación y oración silenciosa comunitaria, tiempos de celebrar la comunidad, eucaristía dominical con nuestros hermanos mayores.


Cada Animador de comunidad regresó a su comunidad con esa conciencia de que algunas cosas pueden y deben cambiar y sobre todo con el deseo firme de seguir caminando juntos poniendo su granito de arena en este esfuerzo de construir juntos comunidad.


Hno. Rodrigo Cuesta