Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

daviZandres 5 PRINCIPAL

Buenas soy David Andrés, natural de Bilbao (España). He tenido en este año 2013, la suerte de vivir la experiencia de un voluntariado en Guatemala, concretamente en la colonia Gerardi, a unos 15 km de la capital.
Para que nos situemos: la colonia Gerardi fue un proyecto para gente afectada por el huracán Mitch, viven unas 2000 personas a las que se les hicieron unas pruebas de convivencia y se les preparó para convivir en la misma, no ha dado un resultado tan a la altura de lo esperado.

Fui con otros dos voluntarios (David y Eva), y estuvimos alojados en una casa que hay destinada para ello, eso nos daba muchísima libertad aunque también mas trabajo, pero se compensaba.
Nuestra labor allí pasaba por hacer lo que las hermanas Maristas nos propusieran, son las que dirigen la Escuela Moisés Cisneros, en lo alto de la colonia, que es prácticamente la única edificación que no es una casa, lo demás son solo viviendas.
Las hermanas, que ya llevan bastante tiempo allí, han sido muy cercanas y muy de fiar, un gran apoyo. Era muy sorprendente verles como manejaban situaciones muy duras con tanta ternura y amor. La verdad es que yo aprendí mucho de ellas.
En principio solo nos pidieron ayuda en el colegio como profesores (algunas veces de apoyo y otras de tutores), con las clases de computación y con el día de la familia (todo un evento para la colonia). Lo demás fue saliendo de nosotros, y por hacer, hay muchísimas cosas por hacer. Organizamos un torneo de futbol (muy recomendado porque se meten de pleno y va toda la colonia), hacíamos talleres, pintamos las clases, dimos clases de computación a mujeres,...

Aunque la verdad es que no hace falta HACER tantas cosas, nosotros quisimos hacerlas y nos quitó casi demasiado tiempo; pero otra parte importante, que la dejamos un poco mas de lado por falta de tiempo, es ESTAR con ellos.
Los niños y niñas (absoluta mayoría de esos 2,000 habitantes) no tienen demasiado que hacer, ellos QUIEREN QUE ESTÉS, que hagas juegos, talleres o, simplemente, que hables un rato con ellos. Ellos están constantemente llamando la atención para ello. Me llevo de Guatemala un recuerdo muy bonito de situaciones a veces duras, que ellos viven con naturalidad, el amor incondicional de las hermanas y lo emocional que es la gente. Siempre quedará en mi memoria.

David Andrés.

COLLAGE