Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Unidos por la Palabra

 

Vamos a iniciar esta página poniéndonos a la Escucha de la Palabra de cada día. Cada día tendremos el texto de la Palabra de Dios y un pequeño comentario para que cada uno/a relea la Palabra y haga su propio comentario. Así abrimos un esacio para compartir nuestra vida y nuestra fe. ¡¡¡Ánimo!!! La Palabra nos une...

 

"Jesús dijo: Yo les aseguro que no ha surgido entre los hijos de una mujer ninguno más grande que Juan El Bautista. Sin embargo, el más pequeño en el Reino de los cielos, es todavía más grande que él".

 

Comentario: Fente a Juan el Bautista, precursor del Señor, surgen muchos interrogantes. Tan grande es esta persona entregada totalmente a la misión de Profeta de quien es más grande que él, a pesar de ser el más grande de los nacidos de mujer... Pero más allá de lo que se diga de él, lo cierto es que para Jesús es el primero y el último...

¿Qué puede decir de nosotros el mismo Jesús que habló así de Juan el Bautista? Escuchemos en el silencio del corazón su voz en este adviento... ¡¡La vida que vivimos desde la fe hará la diferencia!!. (Rodrigo)

 

 

Adviento: abramos la puerta de la fe

 

"La puerta de la fe, que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida". (Porta Fidei 1)

 

Comentario:

Tenemos una invitación bien clara a introducirnos en este camino de conversión que dura toda la vida. El bautismo nos ha permitido iniciar este camino, pero a veces vivimos como DORMIDOS en la fe. No damos importancia a lo más importante de nuestra vida que es el SUEÑO DE AMOR DE DIOS SOBRE NOSOTROS. Nos falta fe, esperanza, generosidad, valentía (a pesar de que soñamos con ello). El adviento es un tiempo propicio para ¡DESPERTAR!, o sea vivir más conscientemente nuestra FE. Nos animamos este adviento o tendrá Dios que esperar otro adviento y otro y otro... Empecemos es tiempo...

Hno. Rodrigo Cuesta