Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Unidos en el dolor y la esperanza

Celebración solidaria

 

Las comisiones provinciales de Vida de Hermanos y Laicado, responsables de los OASIS, esos espacios provinciales abiertos para reunirnos, compartir fe y vida y descansar en fraternidad, ofreció el día domingo 18 de octubre un tiempo para unirnos en oración y solidaridad con todas las personas golpeadas por esta pandemia que azota nuestro mundo.


Bajo el lema: UNIDOS EN EL DOLOR Y LA ESPERANZA, tuvimos un encuentro celebrativo, a nivel provincial, en torno a las personas que han muerto y están sufriendo esta enfermedad. Los casi 120 participantes, hermanos y laicos vivimos una rica experiencia de fe.
Las palabras del Papa Francisco guiaron nuestra oración y reflexión.


Partimos de un tiempo de contemplación de algunas imágenes que nos acercaron a la realidad de nuestra gente sufriente... el silencio profundo y la contemplación unieron nuestros corazones al grito de la humanidad hoy.


Después la Palabra de Dios en el evangelio de Marcos 4, 35-11 nos despertó a esa realidad de miedos, dudas, falta de fe, por una parte, y nos reafirmó que estando Jesús en nuestra barca (vida, comunidad, familia, iglesia, mundo) siempre hay una salida de ESPERANZA.


Esta Palabra de Dios nos invitaba a mirar el futuro con esperanza, un futuro que tenemos que construir desde la experiencia amarga de lo vivido. Que tato dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que todos nos necesitamos para que la humanidad renazca de nuevo.


Con la oración final a María, quisimos dejar en sus manos y en su corazón el dolor, la solidaridad y la esperanza que este encuentro nos engendró. Le decíamos entre otras cosas: "Que esta dura prueba termine y que volvamos a encontrar horizontes de esperanza y de paz".
Gracias a todos los que nos acompañaron y con nosotros elevaron ese grito solidario y de oración al Dios de la Vida que sigue curando con la esperanza y la solidaridad nuestro mundo.

 

Hno. Rodrigo Cuesta