Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

Celebran en Cienfuegos la Asamblea Diocesana de Pastorales

 

Diócesis de Cienfuegos, Iglesia de Montserrat, 3 de abril de 2017: ¿Qué actitud ofrezco yo para que mi parroquia avance como "Iglesia comunión" y como parroquia "Comunidad de comunidades"?

 

Esta importante pregunta sirvió de base para la reflexión pues si queremos que la Iglesia funcione con la armonía de una orquesta sinfónica, como sugería un corto audiovisual proyectado, todos y cada uno de lo que somos Iglesia tenemos que aportar nuestro "granito de arena", convencidos que desde el director de la orquesta hasta los instrumentos más sencillos son necesarios, y si cada cual hace lo suyo, la comunidad va a marchar, mucho mejor.

 

La asamblea se desarrolló en la mañana del sábado primero de abril último, en la iglesia de Nuestra Señora de Montserrat. Participaron monseñor Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico de Su Santidad en Cuba; y Mons. Domingo Oropesa Lorente, obispo de Cienfuegos; sacerdotes y religiosos de la diócesis y una representación de laicos de todas las parroquias, un total de 320 personas que llenaban el espacioso templo.

 

Luego de la oración inicial a cargo de los representantes de Cáritas Diocesana, Mons. Domingo expuso la conferencia titulada: La inculturación de la vida en Cristocfg1690 en la Globalización y la Postmodernidad. Comenzó explicando los conceptos de globalización y postmodernidad, que son fenómenos contemporáneos que se influyen pero no necesariamente se confunden. La postmodernidad es un movimiento cultural, que en cierto sentido cuestiona la modernidad y la globalización se aplica fundamentalmente a la tecnología de la comunicación y los mercados. Señaló algunas características de la "cultura flotante", como una sociedad desarraigada. Habló sobre el viraje cultural, el perfil del hombre secular, el relativismo, la descristianización, comprendida en la "ideología del progreso" y los medios utilizados desde centros de poder para imponer la postmodernidad y la globalización.

 

Señaló el obispo algunas tareas urgentes para enfrentar esta realidad. Entre otras citó las siguientes: evangelizar a quienes evangelizan; hacer de la parroquia una comunidad de comunidades en la caridad; testimoniar y anunciar a Cristo según nuestro Plan Pastoral; destacar la importancia y significado de las virtudes cristianas y los valores más necesarios de nuestros días; diálogo abundante con Dios sobre su Palabra reveladora; y buscar apoyos para el discernimiento en las enseñanzas de la Iglesia, en santos y acompañantes.

 

Seguidamente el diácono José Gómez, expuso aspectos importantes del Plan Pastoral de la Iglesia en Cuba (2014-2020): ¿Qué es? y respondió: "Es un proyecto para animar la acción de la Iglesia en Cuba." Y ¿Cuál es el objetivo general? "Exhortar a cada cristiano a convertirse a Jesucristo y anunciar la alegría de su Evangelio." Y con respecto a las razones que motivan nuestro espíritu señaló: "el amor de Jesucristo y el amor a nuestro pueblo cubano". Explicó brevemente la estructura del Plan.

 

Le siguió la exposición del padre Rafael Muñoz, quien representó a la diócesis en la reunión de Coordinación Pastoral nacional, y que a través de una crónica-resumen fue exponiendo lo presentado desde el 21 al 24 de febrero de este año, en la Casa Sacerdotal de La Habana: Una reflexión bíblica sobre textos de Isaías y un análisis de la realidad cubana a través de nuestra fe. La presentación de materiales elaborados por la comisión Nacional de Laicos. Una investigación de CELAM-RIIAL, que tiene que ver con las comunicaciones. La conversión, la Pastoral Familiar y juvenil en las comunidades. Casos específicos de reincorporación a la comunión de parejas divorciadas. Sobre el próximo Sínodo de Jóvenes. Se señalaron fechas claves para la evangelización a la luz del Plan Pastoral.

 

A esta primera parte le siguió la Exposición por cada parroquia sobre la aplicación del Plan Diocesano. Sin lugar a dudas, este fue el momento climático de la reunión, pues todas las comunidades tuvieron la oportunidad de expresar sus puntos de vista con respecto a cómo se ha estado cumpliendo el Plan, y basándose en estas experiencias proyectarse hacia el futuro inmediato. Los informes presentaban características diferentes según los contextos de las comunidades: algunos se basaban más en el cumplimiento de tareas concretas, otras eran muy críticos con respecto a lo que se ha hecho, pero en general todos expresaban dominio de cual debe ser lo fundamental de este plan, que no es otro que anunciar a Jesucristo, proclamando su Evangelio. Se conoce el qué hacer, pero hay diferencias en el cómo hacerlo. Fue un ejercicio sano que mostró luces y algunas sombras, pero recordemos que la luz siempre proyecta alguna sombra. Lo peor es una oscuridad total.

 

Luego de este ejercicio participativo el hermano Carlos Martínez, Marista, expuso su tema: Parroquia Comunidad de Comunidades. Aurora de un nuevo modo de ser Iglesia, motivada con un breve audiovisual sobre el quehacer de la Iglesia, teniendo como fondo musical la Novena Sinfonía de Beethoven. Explicó la fundamentación de por qué comunidad; Hizo una invitación a una doble conversión: en actitudes y en práctica pastoral. Ofreció algunos elementos para el trabajo en equipo.

 

El ponente hizo énfasis en como la Primera Comunidad de cristianos estuvo formada por Jesucristo y los 12 apóstoles, y que la pastoral de la parroquia se construye sobre cuatro pilares: la liturgia, el anuncio, la caridad y la comunión. Debemos pasar de un modelo de Iglesia que acentúa lo jerárquico y organizativo a otro que sin descuidar lo anterior acentúa la comunión de carismas, ministerios y servicios.

 

Una vez culminada esta exposición se formaron 20 equipos, de unas 15 personas cada uno. En los mismos se reflexionó sobre dos preguntas: ¿Qué actitud ofrezco cultivar yo, para ayudar a que mi parroquia avance como "Iglesia comunión" y como "parroquia comunidad de comunidades? La segunda pregunta era práctica. Se ofrecía un material impreso que señalaba Tipos de Parroquia de acuerdo a su grado de renovación. Presentaba horizontalmente tres modelos: Centro de Servicios, Proceso de Renovación y Comunidad de Comunidades con 10 columnas verticales referidas a diferentes acciones de la parroquia.

 

Con respecto a la primera pregunta se recogieron las propuestas de todos los equipos y se sintetizaron en un documento que se les entregó a todos los participantes antes de irse a sus comunidades. Con respecto a la segunda pregunta se contabilizaron ambas columnas dando como resultado que las que más puntos obtuvieron fueron: En Proceso de Renovación y en segundo lugar Comunidad de Comunidades.

 

Reunidos nuevamente en el templo se ofreció un tiempo para manifestar opiniones y peticiones. Y el diácono Orlando Fernández, de la Arquidiócesis de La Habana, ofreció una panorámica de lo que ha sido en Cuba el Proclaimer: el Nuevo Testamento en audio (dramatizado, con música y efectos de sonido). La diócesis de Cienfuegos también ha sido beneficiada por esta tecnología.

 

La jornada concluyó con una celebración eucarística, presidida por el obispo diocesano Mons. Domingo Oropesa y concelebrada por Mons. Giorgio Lingua, Nuncio Apostólico en Cuba y los sacerdotes que se encontraban presentes y el ministerio de los diáconos permanentes.

 

Mons. Domingo centró su homilía en la frase de Jesús: "Ámense los unos a los otros como yo los he amado". "Aquí está el éxito de la Evangelización", señaló.

Al finalizar agradeció la presencia del Nuncio, de todas las personas que habían asistido a la Asamblea y a quienes habían garantizado que todo se desarrollara con rapidez y eficiencia.

 

Le pidió a Mons. Lingua que dirigiera unas palabras a los presentes. El Nuncio tuvo palabras de agradecimiento para todos los que lo acompañaron desde Cuba con oraciones en la repentina enfermedad y muerte de su padre. Felicitó al obispo y a todas las comunidades por el buen desarrollo de la Asamblea. Expresó que en estos días ha podido comprobar que el dolor fortalece la unidad. Exhortó a los presentes diciendo: "Vean en las dificultades una oportunidad". Y deseó a todos: "Que sean una verdadera familia".

 

Miguel Albuerne Mesa