+ J.M.J.CH. 17 de febrero, 2021
Miércoles de Ceniza

 

Cuaresma: un tiempo para renovar la fe, la esperanza y la caridad

 

Marista de Champagnat,
un saludo fraterno de vida y comunión.

 

Iniciamos el tiempo de Cuaresma con la señal de cruz marcada en la frente e inmersos en este tiempo complejo e incierto a causa de la pandemia.

 

Una señal que recuerda mi fragilidad y debilidad; me hace consciente de mis límites y me conecta, desde la compasión, a la realidad sufriente del mundo.

 

Desde esta experiencia de fragilidad, se abre un camino para el encuentro contigo y con el hermano.
Por delante cuarenta días para descubrir cómo vas marcando mi vida Señor, y mi camino de conversión hacia la Pascua; para acercarme a un modo de vivir más comprometido y coherente.

 

Como Maristas, deseamos este año "renovar nuestra esperanza". Acogemos las palabras del Papa Francisco, que nos anima e invita a vivir esta peregrinación cuaresmal desde la esperanza:

 

"Vivir una Cuaresma con esperanza significa sentir que, en Jesucristo, somos testigos del tiempo nuevo, en el que Dios hace nuevas todas las cosas. Significa recibir la esperanza de Cristo que entrega su vida en la cruz y que Dios resucita al tercer día, dispuestos siempre para dar explicación a todo el que nos pida una razón de nuestra esperanza".

 

Fraternalmente,

Hipólito Pérez, fms

 

 

 

21- 02-17 Miércoles de Cenizam