Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

+ J.M.J.CH. 21 de marzo, 2020
Equinoccio de primavera en el hemisferio norte

 

"Podrán cortar todas las flores,
pero no podrán detener la primavera"

 

(Pablo Neruda)

 

Estimada Familia Marista:

 

Un saludo de comunión y solidaridad desde Madrid, en donde me encuentro en este momento, después de participar en la "Asamblea H. Hipólito Pérezde Provinciales del Instituto Marista" en Roma.
En camino de regreso a España y Guatemala, hubo cambio de planes, vivir unos días de cuarentena por prevención, en una comunidad de Madrid, al haber estado en Italia, y al mismo tiempo, asumir la alarma nacional que el estado español había decretado. En Europa, principalmente Italia y España, la crisis sanitaria está siendo realmente dramática, dolorosa y desconcertante, como lo ha sido anteriormente en otros países de Asia.

 

Considero urgente y necesario, acoger con extrema responsabilidad y precaución, todas las medidas a nivel personal, social e institucional, que cada uno de los gobiernos de nuestros países están implementando para frenar esta pandemia del COVID-19.

 

Lo que está aconteciendo en Asia y Europa, está llegando a nuestro continente y nos enseña que el riesgo de infección por coronavirus es un asunto sanitario de extrema gravedad que mata miles de personas, de manera significativa a los más vulnerables. Tenemos en nuestras manos la oportunidad y el compromiso de cambiar el rumbo esta vicisitud, asumiendo todas las orientaciones y criterios que se nos oriente y a no bajar los brazos en este empeño.

 

En cada uno de sus países, con las diversas circunstancias personales, familiares o sociales, estamos invitados a "quedarnos en casa" como lo han pedido encarecidamente nuestros líderes políticos y como "arma principal" para detener esta pandemia mundial. Lo que está implicando el aprendizaje, no siempre fácil, de una nueva manera de vivir, relacionarnos, organizarnos y funcionar en esta situación, además de poder dedicar más tiempo a otros aspectos de nuestra vida, que por las prisas de ritmos acelerados, hemos descuidado con frecuencia. Toda crisis también nos brinda oportunidades a explorar y potenciar...

 

Ante esta coyuntura que vivimos a nivel mundial, el llamado al compromiso solidario y humanitario como personas, creyentes y maristas, se vuelve más urgente, consciente y generoso, especialmente en la atención, cuidado y protección a los más pobres y vulnerables de nuestra sociedad.

 

Este verso de Pablo Neruda, en este día que en el hemisferio norte iniciamos la primavera: "Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera", adquiere verdad y belleza en este tiempo desconcertante que estamos viviendo, a la vez que nos anima como Familia Marista, a asumir estos difíciles días con fecunda paciencia, solidaridad y esperanza.

 

Agradezco la iniciativa del Equipo Provincial de Comunicaciones al realizar una campaña gráfica de concientización en la importancia de seguir las recomendaciones de nuestros gobiernos y algunas orientaciones en estos momentos de estar en casa.


Con aprecio fraterno,
unidos en la solidaridad y la oración.

 

Hipólito Pérez, fms

 

 

CAMPAÑA COVID Mesa de trabajo 1