Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

V. J. M. J. Ch.                                                                                                    Guatemala, 1 de octubre de 2018

 

Encuentro de Ex hermanos Maristas en Guatemala

 

Estimados amigos:

 image001

El día de ayer domingo 30 de septiembre se tuvo a bien convocarnos para el encuentro bianual de ex hermanos maristas que vivimos en Guatemala.

 

Como siempre, la antiguamente llamada RUM (Residencia Universitaria Marista), hoy CMF (Centro Marista de Formación) fue nuestro lugar de compartir.

 

Fuimos llegando, la alegría del volver a vernos era palpable y fuimos a tomar una merienda mientras se iban incorporando. Pasamos al salón Guatemala, antigua biblioteca, en donde tras una presentación breve; vimos el video que también utilizaron en este mismo encuentro con los ex hermanos de España: Saludo del Hno. Provincial, de las distintas comunidades de la Provincia. Después "noticias de familia". No sólo de los hermanos sino también de nosotros: un nuevo papá por ejemplo y también algún compartir de enfermedades y otros temas que iban saliendo. Siempre bajo esa confianza y sentido de pertenencia del ser marista.

image001-3

De ahí salimos a una de las capillas para tener la celebración de la Palabra... ya se iban uniendo otros hermanos para compartir con nosotros. La liturgia del día nos presentó el Evangelio de Lucas 9, 38 - 48. Pudimos compartir en pequeños grupos y descubrir que el mensaje del mismo iba en consonancia con lo compartido a lo largo de esta jornada. Por ejemplo el descubrir como el Reino es más grande que la Iglesia. En el valorar a los que no pertenecen a nuestro grupo pero hemos de descubrir en ellos que también trabajan por el Reino y éste abarca a todos los hombres de buena voluntad. Sin excepción.

 

Luego a la comida, la cual inició con un ágape después de la celebración y terminar con una fraternal sobremesa.

 

Como todos estos encuentros, son fraternales, sinceros, se comparte con naturalidad.

 

Dejamos de ser hermanos, jamás de ser maristas