Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.

 

Inicio Facebook twiter Contáctenos

BANNER IDENTIDAD MARISTA 02

 

FONDO DE PANTALLA

 

banner 3

¿Cambiará algo?

La Resurrección no es un estado de ánimo

Noticias


+ J.M.J.CH. 11 de abril, 2020
SÁBADO SANTO

 

TOMARON A JESÚS

Lo envolvieron en lienzos (Jn 19, 38-42)

 

 

 

Estimado Marista de Champagnat:

 

Un saludo fraterno en este día de silencio y soledad del sábado santo, a la espera de la celebración gozosa de la Resurrección de Jesús, en la vigilia de esta noche. 

 

De la misma manera que esperamos expectantes la Resurrección de Jesús, también estamos expectantes, poniendo lo mejor de nuestra parte, para que nuestra realidad social y mundial mejore y cambie; que tanta muerte y desolación, poco a poco se convierta en vida.

 

Este día, le comparto algunos extractos, adaptados en forma libre, de la reflexión del H. Óscar Martín, Consejero General, con motivo de la vivencia del Triduo Pascual titulada: ¿Soledad?[1]

 

En una reciente entrevista al Papa Francisco, que una de sus grandes preocupaciones en este momento de pandemia era la soledad: “Me preocupa la soledad”, “hemos olvidado la comunión”, “tenemos que rescatar la convivencia” decía el Papa. Y creo que ciertamente estamos ante una experiencia honda de soledad, aunque quizá con nuevas facetas.

 

El sábado santo, con la devoción tradicional a la soledad de María, y el deseo de “acompañar a María” sola tras perder a su hijo. ¿Cómo podemos acompañar a los que sufren? ¿Y a los que han perdido hijos, padres, amigos en esta pandemia? Y, a la vez ¿cómo sentirnos acompañados por nuestros hermanos y, aún más, acompañados desde dentro por el Jesús crucificado y resucitado, vivo en nuestro corazón?

 

En la familia global marista, resuena siempre la llamada a estrechar lazos y corazones Y, tras ella, aquella espiritualidad de Champagnat, que vivía todos 

los acontecimientos acompañado por la presencia de Dios.

 

Recordemos este día la bella estrofa de S. Juan de la Cruz quien, añorando a Jesús, hablaba de “la música callada, la soledad sonora, la cena que recrea y enamora”. 

 

Ojalá descubramos esa música de fondo que nos da fuerza; 

ojalá sintamos que nuestra soledad está habitada; 

y ojalá, como Maristas, junto a María de la soledad, 

también esperemos anhelantes la Resurrección.

 

Fraternalmente,

Hipólito Pérez, fms

Provincial

Maristas América Central

 

SEÑORA DEL CAMINO

Luis Guillermo Sarasa, sj

 

Señora del Camino, 

muéstrame la vía 

para llegar al Padre 

al lado de tu hijo. 

 

Señora del Camino, 

en mi oración te pido 

que no me dejes nunca; 

me siento como un niño. 

 

Dame tu luz para avanzar 

y en la noche oscura guíame. 

 

Hazme transparente 

como fue tu vientre 

para dar a luz la vida. 

Ponme con tu hijo, 

Señora del Camino.

BANNER relatos maristas 02

 

Pages from PROCESO MODELO DE MISIÓN

 

BANNER4

 

Desierto y oportunidad